Warning: set_time_limit() has been disabled for security reasons in /usr/home/hvmolins.com/web/includes/init.php on line 5 Dermatología | Hospital Veterinari Molins

Dermatología

La Piel es un órgano que hace de barrera entre el animal y el ambiente. Representa el 24% del peso en un cachorro y el 12% en un perro adulto. En muchos casos Las enfermedades de la piel, pueden ser un reflejo de una enfermedad sistémica o bien ser el resultado de un daño causado por factores externos.

La piel está formada por estructuras que se encargan de diferentes funciones, tales como la protección, la regulación de la temperatura, pigmentación, acciones antimicrobianas y percepción del calor, el frío, el dolor y el picor. Cuando esta piel está dañada, es tan importante hacer un tratamiento "in situ", como tratar la enfermedad primaria, en caso de que exista y se haya podido diagnosticar.

La limpieza de la piel es importante, especialmente cuando hay una patología que la altera, aplicando champús antiparasitarios, antiseborreicos, antibacterianos o antimicóticos o bien con la finalidad de controlar el prurito; en función del diagnóstico realizado previamente.

La piel se puede verse también alterada por déficits alimenticios ya la vez, hay factores nutritivos que ayudan en el tratamiento de las diferentes patologías, como alergias, enfermedades autoinmunes y alteraciones de queratinización.

El Hospital Veterinari Molins, pone a su disposición el equipo humano, sus conocimientos y medios, para llegar al diagnóstico y posterior tratamiento de todas estas enfermedades, que en muchos casos suponen un problema crónico; implicando el trabajo en equipo del veterinario y del propietario del paciente.

Preparando la visita

Ciertas medicaciones, alimentos o productos externos pueden alterar los resultados o percepción de la patología cutánea del paciente.

 A la hora de realizar la visita, les recomendamos:

  1.  Llevar anotados todos los fármacos, tipo de alimentación y / o productos complementarios que toma su animal.
  2.  No bañar a los animales por lo menos las 72 horas previas a la cita veterinaria.
  3.  No limpiar los oídos de los pacientes 24 horas antes de la cita (siempre que sea una primera visita).
  4.  Llevar anotadas las medicaciones, alimentación y productos de higiene que utilizamos en el paciente.
  5.  Ayuno previo a la visita. No dar alimentos pasadas las 12 de la noche del día anterior a la cita, excepto si su animal es diabético.